Navidad: 5 claves para elegir el juguete ideal para tu hijo

Expertos ofrecen consejos que te ayudarán a comprar juguetes que motivarán y estimularán la imaginación de tus hijos.

Marco y Daniela son padres de un pequeño que está próximo a cumplir su primer año. Es muy común que durante esta edad los bebés empiecen a analizar el mundo que los rodea y muerdan todo lo que encuentren en su camino. Como ellos, muchos papás primerizos desconocen que existen una gran cantidad de juguetes que pueden ser perjudiciales para la salud de sus hijos, sobre todo para los que están en sus primeros años de vida. Con la Navidad a la vuelta de la esquina, es crucial informarse correctamente para prevenir consecuencias fatales.

La doctora Julia Sánchez, pediatra de la Clínica Sanna El Golf, señala que los juguetes que se componen de piezas muy pequeñas (menores a 3 centímetros de diámetro y 6 centímetros de largo) son peligrosas para los niños de menos de cinco años, ya que de llevárselas a la boca podrían causarles atragantamiento o asfixia. Así mismo, la doctora menciona que es importante reconocer la toxicidad que éstos puedan ocasionar. La piel de los bebés y niños pequeños es sumamente delicada, por lo que el contacto con productos con bisfenol A (BPA), compuesto orgánico prohibido para productos para niños.

La especialista agrega que antes de comprar un juguete se deben tomar en cuenta las siguientes acciones:

1. Verifica que cuente con registro sanitario. Un producto de procedencia desconocida y sin autorización de las autoridades competentes puede traer peligros consigo. En el Perú es Digesa el órgano competente.

2. Revisa los componentes con los que está fabricado. Si esta información no se encuentra disponible en el empaque o en el mismo juguete, es recomendable no adquirirlo. Este debe especificar ser libre de BPA, colorantes o componentes tóxicos.

3. Evita los juguetes que tengan imanes. Si el niño los ingiere por casualidad podría ocasionarles obstrucción intestinal. De preferencia el juguete de niños pequeños debe ser sólido, sin piezas o partes que se desprendan.

4. Revisa si contiene arsénico. Este elemento tóxico, al lado del plomo, cadmio, mercurio, cromo y bario, está presente sobre todo en los juguetes de madera, como los rompecabezas.

5. Evitar los juguetes de pinturas brillantes. Suelen despintarse fácilmente y tienen olores muy intensos que pueden contener plomo. Este metal produce daño neurólogico.

En el caso de niños mayores de tres o cuatro años, edad en las que los niños son más conscientes de los personajes de sus series favoritas y de los productos y la publicidad que gira alrededor de ellos, es importante tener en cuenta que comprarles juguetes por Navidad, sin recalcarles a diario la importancia de pasarla en familia, les podría hacer creer que esta fecha es relevante solo por los regalos.

LOS RECOMENDADOS
Javier Ferreyros, director de Pediatras Asociados, menciona que, aunque los niños actualmente tiendan a pedir regalos tecnológicos, los juguetes tradicionales favorecen más a su creatividad, imaginación, comunicación e interacción social. Estos son algunos ejemplos que él comparte como los mejores por sus diversos beneficios:

Juguetes que no hablen. Bloques, instrumentos musicales, carritos, rompecabezas y trencitos son algunos ejemplos. Importante verificar sin son de plástico que sean libres de BPA y si son de madera que no tengan laca o que usen pintura al agua. En ese sentido, deben indicar cumplir los procedimientos EN 71 (Norma Europea de Seguridad de los Juguetes) y ASTM (Sociedad Estadounidense para Pruebas de Materiales)

Los libros. Estos variarán según los rangos de edad. Primero están los que solo tienen figuras, luego los libros cortos y los de mayor complejidad. Los libros en capítulos, para que sean leídos en grupo por diferentes personas, pueden resultarles interesantes. Pero ojo: deben ser leídos entre padres e hijos.

Disfraces y títeres. Jugar a hacer voces fomenta la imaginación y permite entablar diálogos a través de los muñecos que quizá no se dan directamente. Otros juegos que estimulan el compartir son los juegos de mesa, sobre todo con niños de cinco años a más.

Libros para colorear. No solo aumentan su capacidad creativa sino que también desarrollan habilidades motoras. Gracias a este tipo de actividades se puede mejorar su coordinación entre ojo, brazo y mano.

Entradas para ir al teatro para niños o a musicales. Además de acercarlos a la cultura, puede ayudarlos a mejorar su capacidad de concentración y de entendimiento. También es muy útil para aumentar su vocabulario y explotar su capacidad emocional.

Fuente: elcomercio.pe