De Belaunde: “Viaje de congresistas apristas a Uruguay no es coherente”

El congresista no agrupado expresó que no existe “coherencia” en el viaje de congresistas apristas a Uruguay con el pedido de asilo diplomático de Alan García.

Así como hay quienes están en contra del viaje de parlamentarios del Frente Amplio a Uruguay, también hay quienes no encuentran “coherencia” en el viaje de legisladores apristas a dicho país, para defender al expresidente Alan García Pérez, quien ha solicitado asilo diplomático en el marco de una investigación por corrupción. Uno de ellos es Alberto de Belaunde.

“No veo cómo esto (viaje de congresistas del Apra) resulta coherente, pero creo que en el accionar del partido aprista referido a Alan García no siempre hay coherencia, ¿no?”, señaló el parlamentario no agrupado en Canal N.

Además, sí como la gran mayoría de políticos, Alberto de Belaunderatificó que en el Perú no existe persecución hacia nadie, por lo que la tesis de Alan García para solicitar el asilo diplomático en Uruguay no tiene sustento, pues él viene siendo investigado por el caso Odebrecht.

“Justamente porque vivimos en una democracia, justamente porque hay un Estado de Derecho, ellos como parlamentarios y como ciudadanos pueden viajar a otro país y expresarse libremente sin ningún tipo de restricción o de represión”, sostuvo.

“El asilo es una figura profundamente política, así que en realidad tienen todo el derecho, como también los congresistas del Frente Amplio, de viajar y exponer ante nuestros pares en Uruguay la posición que tenga cada uno”, agregó.

Como se sabe, Alan García solicitó -la noche del sábado- el asilo diplomático a Uruguay, manifestando que es parte de una persecución política en el Perú. Sin embargo, la realidad es distinta pues el gobierno no lo está persiguiendo, sino más bien las investigaciones en su contra que lo sindican de haber recibido dinero de la constructora Odebrecht proveniente de la ‘Caja 2′, que específicamente se constituyó dentro de dicha empresa para el pago de sobornos a funcionarios a cambio de la licitación favorable en obras del Estado.

Fuente: La República